La psicología positiva se centra en el estudio de nuestras cualidades positivas y en cómo desarrollarlas.

Dejamos de centrarnos sólo en el dolor, la enfermedad o la disfunción, para enfocar nuestra atención en disfrutar de una vida más satisfactoria, en desarrollar la mejor versión de nosotros mismos y en prevenir patologías que se producen cuando perdemos el sentido o el objetivo de nuestro día a día.

Con un amplio repertorio de herramientas y técnicas, sentamos las bases del equilibrio emocional y del bienestar personal, que permiten, posteriormente, un correcto afrontamiento de los diferentes acontecimientos vitales.

 

‘La vida inflige los mismos contratiempos y tragedias tanto en el optimista como en el pesimista, sólo que el optimista las resiste mejor’ (M. Seligman)

 

Tras muchos años centrados en la psicopatología, la sociedad actual ha cambiado su enfoque y, actualmente se basa en el concepto de estado de bienestar. Las organizaciones e instituciones se hacen eco de ello y por eso definen la salud como:

Un estado de bienestar físico, mental, y social completo, y no sólo la ausencia de enfermedad e incapacidad, sino un estado positivo que concierne al individuo en sí mismo en el contexto de su vida” (Organización Mundial de la Salud, OMS,1946).

Enfocado a:

  • Desarrollo personal, motivación, autoestima, toma de decisiones y habilidades sociales, bienestar personal.
  • Depresión, trastornos de ansiedad, estrés.